,

Cuadros para cabeceros de cama

cuadros para cabeceros de cama

Las paredes de una habitación nunca están completas sin láminas o cuadros que hablen de nosotros, de nuestros gustos y experiencias. En el dormitorio además de buscar algún espejo que multiplique la luz y nos sirva de ayuda a la hora de arreglarnos, se suelen buscar cuadros para cabeceros de cama que completen la decoración.

Pero, ¿qué tipo de cuadro le va más a nuestro dormitorio? Podemos elegir entre gran cantidad de posibilidades; hoy os mostramos algunas.

Cuadros para cabeceros de cama, cuál elegir.

Antes de empezar a mirar tenemos que tener muy claro qué buscamos; el estilo, si queremos algo moderno o más clásico; si nos apetece una imagen personal, una fotografía propia o de algún viaje; el tamaño, podemos decidirnos por un mural que ocupe toda la pared a modo de cabecero o por una composición de pequeños cuadros. Las posibilidades son enormes y conviene darles una vuelta antes para nos volvernos locos.

Fotomurales

Los fotomurales ocupan toda la pared, a partir de una imagen que elijamos se imprime en el tamaño de la pared a ocupar y queda pegada como si fuese papel pintado.

La ventaja de los fotomurales es que podemos prescindir del cabecero ya que de por sí resulta muy decorativo, y es especialmente útil cuando el espacio no nos sobra y hasta el ahorro de espacio que supone prescindir del cabecero es importante.

cuadros para cabeceros de cama

Cuadros de gran formato

Son ideales como cuadros para cabeceros de cama en habitaciones grandes donde haya espacio suficiente para apreciar los detalles de la obra. Si elegimos este tipo de cuadro lo mejor es que sea al menos del ancho de la cama, de esta forma potenciamos la horizontalidad de  la estancia y por tanto la sensación de espacio.

Podemos encargar un cuadro a un artista, acudir a una galería de arte, enmarcar alguna lámina o lanzarnos a pintar algo nosotros mismos. Dependerá del presupuesto y los gustos.

cuadros para cabeceros de cama

Composiciones de cuadros

Las composiciones de cuadros pequeños hablan mucho de nosotros, podemos intercalar pequeñas piezas de arte con fotografías, láminas o incluso pequeñas notas enmarcadas que queramos recordar.

Aunque pueda parecer que una composición se realiza al azar según vamos añadiendo piezas, hay que pensar muy bien en la colocación de cada una de ellas, y seguramente haya que mover todas cada vez que hacemos una adición. El resultado tiene que ser de conjunto, tiene que actuar como un único cuadro y que a la vez nos deje apreciar cada una de sus partes.

cuadros para cabeceros de cama

2 comentarios

Trackbacks y pingbacks

  1. […] cuadros son grandes aliados a la hora de decorar el dormitorio; dicen mucho de nosotros, de nuestros gustos […]

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *