,

Camas tatami

camas tatami

Lo japonés está de moda, en gastronomía, en filosofías de vida, en estilo y por supuesto en decoración. Las camas tatami están de total actualidad ya que recrean el ambiente armónico que evoca las estancias japonesas.

Qué son las camas tatami

El tatami tradicional

Tradicionalmente en Japón el tatami es una estera rectangular hecha con fibras vegetales trenzadas y que siempre tiene la misma medida. En la actualidad se fabrican con poliestireno para hacerlos más económicos. Las medidas del tatami tradicional son 180 cm de largo, 90 de ancho y 5 o 6 cm de altura; se utilizan como forma de medida y las estancias de las casas siempre son un múltiplo de las medidas del tatami de forma que todo el suelo se pueda cubrir con las esteras como si fuera un puzle. Se habla de lo que mide una habitación en función de los tatamis que pueda contener.

Sobre ellas se coloca directamente el colchón, que se denomina futón; aunque cumplen la misma función que los colchones tradicionales tienen bastantes diferencias. Con un espesor de sólo 5 o 6 centímetros, tradicionalmente estaban fabricados enteramente de algodón, aunque últimamente incorporan materiales sintéticos.

Lo más característico de las camas tatami tradicionales es que son “de quita y pon”, es decir, durante el día el futón se retira y se guarda dejando ese espacio libre para otros usos.

camas tatami

Las camas tatami en Occidente

En occidente se da mucha importancia a la cama como lugar de descanso y por eso la provisionalidad de las camas tatami tradicionales no nos resulta atractiva. Por eso se ha adaptado el concepto de cama baja sobre una estructura a nuestros usos y costumbres.

Los futones utilizados en occidente son mucho más gruesos que los japoneses, entre 10 y 15 centímetros, y se suele combinar con otros materiales para hacerlos más confortables, como el látex, con lo que además estaremos prolongando la vida del futón gracias a la mejor ventilación.

Al igual que los colchones convencionales, los futones tienen una vida útil limitada a unos 10 años y requieren un mantenimiento regular volteándolos cada semana para evitar el apelmazamiento del algodón.

camas tatami

 

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *